Cómo aprender a decir NO a las malas ideas

Todos los que nos dedicamos al mundo web, a menudo tenemos que enfrentarnos a peticiones cuando menos “curiosas” o “desaconsejables” de nuestros clientes. En este artículo de A List Apart nos dan algunas pistas de cómo afrontar esas situaciones.

Para empezar, nunca el NO frontal y sin concesiones. Proponen optar por ideas como:

  • recurrir a las buenas prácticas de Internet para argumentar nuestra posción
  • demostrar con datos lo que defendemos
  • decir cuánto más cuesta lo que se pide
  • reconducir el proyecto (quizás se necesite otra cosa)

Aconsejan además el libro: The Power of a Positive No

Que viene a decir:

  • Nunca decir no inmediatamente
  • Ser específico al defender tu postura
  • Tener un plan B
  • No mostrar desesperación. Exponer con convicción y hechos
  • Presenta los hechos y deja que los demás saquen sus conclusiones
  • Un argumento corto y sólido es mejor que muchos largos
  • Si cierras una puerta (opción), abre otra
  • Se educado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *